Metangel

lunes, 12 de abril de 2010

Viajar a Marte en 39 días



Un viaje tripulado desde la Tierra a Marte durará sólo 39 días. Así lo asegura Franklin Chang-Díaz, un ex astronauta y físico del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), creador de un ingenio que podría dar un nuevo impulso para que el hombre pueda continuar la conquista del universo. La nave capaz de tal hazaña -hasta el momento se estimaba que un viaje semejante llevaría seis veces más tiempo- tendría incorporado un motor VASIMR, que puede convertirse en la pieza central de la estrategia de futuro de la NASA, incapaz de mantener por sí misma los altos costes de la exploración espacial después de que el gobierno norteamericano cancelara el programa «Constelation».
 
El motor para propulsión de cohetes a base de plasma, cuyas siglas responden al complicado nombre de Variable Specific Impulse Magnetoplasma Rocket (Motor de magnetoplasma de impulso específico variable), está preparado para las pruebas de despegue después de décadas de investigación y desarrollo.

La compañía que fabrica el VASIMR, la Ad Astra Rocket, ubicada Texas, ha comenzado ha recibir más atención por parte de la agencia espacial norteamericana después del fin de «Constelation» y de que las esperanzas de regresar a la Luna se hayan desvanecido. Ahora la misión es otra, y se centra en Marte. El nuevo motor de cohetes en desarrollo utiliza electricidad para transformar un combustible -probablemente hidrógeno, helio o deuterio- en un gas de plasma que se calienta a 11 millones de grados Celsius. El gas de plasma se canaliza hacia los tubos de escape que utilizan campos magnéticos para propulsar la nave. Según los cálculos de los ingenieros, esto permitiría lanzar un transbordador a una velocidad de 55 kilómetros por segundo.

De esta forma, un viaje a Marte que duraría tres años, incluyendo una estancia obligada de 18 meses en el planeta, podría realizarse en tan sólo 39 días. Esto resulta de gran importancia, ya que la exposición de los astronautas a los efectos de la gravedad cero durante periodos muy largos pueden resultar perjudiciales. Y la distancia entre la Tierra y Marte es muy grande, varía entre 55 y 400 millones de kilómetros en función de sus puntos de órbita.

Modelos a escala de cohetes VASIMR se han construido y probado en el vacío, en virtud de un acuerdo con la NASA. Quizás den el impulso a los astronautas que pongan el primer pie en Marte.

Hace varios años que me llegó la información acerca de los motores de plasma, hay más de una civilización extraterrestre que los utiliza para llegar hasta La Tierra y desde hace unos cincuenta años se están poniendo en marcha los citados motores, por supuesto cedidos por una humanidad que a cambio les están facilitando ciertas prebendas y numerosos estudios en nuestro planeta.

No os doy nombres, supongo que todos sabemos quienes tienen ciertas facultades para hacer y deshacer en nuestro querido y aquejado mundo, ahora nos llegan estas tecnologías para el viaje hacia las estrellas, espero y deseo que no resulten caros los primeros viajes de pruebas, me refiero al coste humano por supuesto.

Lo veremos en el Tiempo.

Metangel.









No hay comentarios: