Metangel

miércoles, 19 de mayo de 2010

Rayos Globulares.















El rayo globular, rayo en bola o centella, es un misterioso fenómeno de la naturaleza cuya existencia ha sido considerada durante mucho tiempo sólo un mito. Hoy en día, por el contrario, se acepta su existencia, pero su naturaleza continúa siendo materia de debate.

Durante cientos de años, se han relatado breves encuentros con rayos globulares, una especie de esfera luminosa del tamaño de una pelota de tenis que irrumpe generalmente durante las tormentas. El fenómeno es de lo más extraño. Aunque los detalles de los testigos pueden variar, la aparición se ha descrito como un objeto flotante en forma de esfera, de bastón o de lágrima que se mueve por el aire a diferente velocidad e incluso va acompañado de un ruido parecido a un silbido o a un crepitar de agua hirviendo.

Existen miles de informes de testigos e incluso algunas fotografías. Durante la Segunda Guerra Mundial, los pilotos aliados informaron haber sido escoltados en muchas ocasiones por este tipo de centellas en la punta de las alas de sus aviones, un fenómeno al que llamaron «Foo Fighters», un «objeto volante no identificado» que algunos han querido confundir con señales llegadas de otros mundos. Dejando de lado las especulaciones más extravagantes, los científicos nunca se han puesto de acuerdo sobre la causa de la aparición de estas bolas eléctricas e incluso muchos han creído que se trata de un mito.

Ahora, investigadores de la Universidad de Innsbruck, en Austria, creen que han encontrado una solución al misterio. Como sucede durante las tormentas eléctricas, sugieren que la centella es realmente una alucinación inducida por la estimulación magnética del córtex visual del cerebro o de la retina del ojo.

Colores y olores en experimentos anteriores, otros científicos expusieron a voluntarios a unos cambios bruscos y rápidos del campo magnético utilizando una máquina llamada estimulador transcraneal magnético (TMS). Los campos magnéticos de la máquina son lo suficientemente poderosos para inducir corrientes eléctricas en las células del cerebro humano sin hacerle daño. Cuando el campo magnético se dirigió al cortex visual del cerebro, los sujetos vieron discos luminosos y líneas. En su investigación, publicada online en arXiv.org, Joseph Peer y Alexander Kendl argumentan que los globos oculares podrían tener el mismo efecto en las personas.

De hecho, los investigadores creen que la mitad de los casos de rayos globulares son trucos de la mente inducidos por el magnetismo. Sin embargo, no todos los científicos están de acuerdo.

Según explica a la revista National Geographic John Abrahamson, químico de la Universidad de Canterbury (Nueva Zelanda) y experto en este fenómeno, «es difícil de creer que la mayoría de imágenes de estas centellas se deba a una influencia del cerebro».

Por un lado, los colores de la luz vistos por los sujetos del experimento fueron «blanco, gris o tonos saturados», cuando las centellas se han visto en variedad de colores, desde el naranja al azul y verde. Además, ¿de dónde salen los sonidos? ¿Se los inventa también el cerebro? Incluso algunos han asegurado sentir un olor determinado.

Cuando el mismo fenómeno ha sido visto por un grupo, los testigos lo han observado desde diferentes ángulos, lo que sería muy poco probable si su cerebro estuviera siendo estimulado por un campo magnético y se produjera una alucinación.

Algunos investigadores han conseguido recrear episodios similares en laboratorio, lo que podría ayudar a explicar el enigma en la naturaleza.

En el 1877 una bola de fuego entró en el Templo Dorado en Amritsar India y salió por una puerta lateral. El incidente fue observado por un gran número de personas y se inscribió en el muro frontal de una de las entradas del templo.

Los submarinos durante la Segunda Guerra Mundial fueron la fuente más frecuente y consistente de ocurrencias de este fenómeno. En concreto, eran pequeños rayos globulares que se producían de manera involuntaria en la atmósfera confinada de los submarinos, normalmente, cuando las baterías de los submarinos eran encendidas o apagadas, o cuando los motores eléctricos de inducción eran conectados o desconectados. Desgraciadamente, los intentos posteriores de reproducir el fenómeno acabaron en fracaso y una explosión.

Fue también durante la Segunda Guerra Mundial que los aviadores aliados informaron de unas bolas luminosas de apariencia metálica, que aparecían individualmente o en grupos. Aunque muchas veces perseguían o escoltaban a los aviones, no existe constancia de ninguna interacción con ellas. Estas luces recibieron el nombre Foo Fighters. De las muchas teorías para explicar este fenómeno a parte obviamente de los OVNI, la más aceptada afirmaría que estas luces eran descargas de rayos globulares.

En 1994, se tiene noticia que un rayo globular entró a través de una ventana cerrada en una casa de la ciudad de Uppsala en Suecia, dejando un orificio circular de 5 centímetros. El incidente fue visto por los residentes de la zona y registrado por una estación de seguimiento de rayos de la universidad de dicha ciudad.

Dependiendo de la fuente los rayos en bola, pueden moverse hacía adelante, atrás, a los lados, siguiendo extrañas trayectorias o incluso permanecer estáticos en el cielo. Pueden ser atraídos por casas, coches, personas o por el contrario ser repelidos por los objetos. Algunos testimonios afirman que pueden traspasar libremente sólidos, mientras que otros afirman haberlos dañado.

Según algunos testimonios pueden ser de diferentes colores o transparentes. Tampoco hay consenso respecto a su forma, unas veces ovalada, esférica, en forma de lágrima. Algunas veces se han reportado durante tormentas, mientras que otras veces se han visto con tiempo calmado. En cuanto a su dispersión, unas veces se han desvanecido de manera repentina, mientras que otras veces lo han hecho de manera gradual, absorbidos por un objeto, explotando de manera violenta. Según unos son letales, y según otros inofensivos.

Esta discrepancia entre los testimonios podría indicar que no se trata de un único tipo de fenómeno, sino que bajo el nombre de rayo globular podría estar englobando fenómenos similares pero diferentes.

Los científicos han intentado producir estos rayos en experimentos de laboratorio. Se cree que uno de los primeros que consiguió producirlos de manera accidental fue Nikola Tesla en 1904. Pero él estaba más interesado en la transmisión de la electricidad y el alto voltaje, así que no les prestó más atención y simplemente se convirtieron en una curiosidad.

Posteriormente ha habido más intentos exitosos de crear rayos en laboratorio. Y si bien han conseguido producir efectos similares a los observados en la naturaleza no se puede asegurar que sean una reproducción del fenómeno natural. Incluso existen métodos caseros de crear lo que algunos llaman "bolas de plasma" introduciendo por ejemplo una cerilla encendida en un horno microondas.

En la actualidad se supone que el plasma podría estar detrás del fenómeno. Existen varias teorías que intentan explicar el fenómeno, en orden de credibilidad serían:

Teoría del silicio vaporizado. Cuando un rayo cae sobre suelos ricos en silicio, el silicio se vaporizaría de manera instantánea, y este vapor posteriormente se condesaría y podría formar una esfera que ardería lentamente gracias al oxígeno del aire. Esta esfera podría llegar a explotar en los casos que superara una cierta temperatura. Existe un experimento que intentaría probar esta teoría.

Teoría de la nano-batería. Afirmaría que los rayos globulares están formados por nano-partículas, cada una de ellas se comportaría como una mini-batería. Una descarga superficial cortocircuitaría estas baterías y generaría una corriente.

Teoría del agujero negro. Sostendría que los rayos globulares serían el paso de agujeros negros microscópicos a través de la atmósfera de la tierra.

Desde el punto de vista esotérico o mitológico, unos afirman que podría tratarse de fantasmas o algún tipo de efecto poltergeists. Curiosamente el fenómeno es utilizado a favor y en contra del fenómeno OVNI. Así los escépticos afirmarían que mucho de los avistamientos OVNI serían meros rayos globulares, pero los entusiastas OVNI justamente afirman que el hecho que se hayan visto muchos de estos rayos en lugares donde han aparecidos círculos en las cosechas sugeriría que estos rayos son enviados por alguna forma de inteligencia o son en si mismo una forma de inteligencia.

La mitología también se ha hecho eco del fenómeno y propone explicaciones más románticas. Así en la japonesa hay un mito que un rayo globular es la ira del dios del trueno Raijin. La mitología vasca creería que serían la gran diosa vasca Mari, que habita en todas las cumbres de las montañas vascas y su consorte Sugaar, dios asociado con las tormentas y el trueno, viajando de una montaña a otra.

Como siempre cada cual sacará sus propias conclusiones a dicho fenómeno, mientras seguiremos con cautela todas las informaciones que nos lleguen al respecto, aunque yo siento que estos rayos globulares, estas esferas brillantes son algo más que unas simples bolas energéticas, hay grabaciones en video de extrañas esferas realizando los enigmáticos Crop Circles, ¡sí claro!, esas señales perfectas en los campos de trigo.

Metangel.





4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hoy miércoles 12 de diciembre se desato una tormenta eléctrica muy fuerte, llovía copiosamente cuando en la cocina de mi casa que se encuentra ubicada en un entre la planta baja y el piso de superior pudimos observar un pequeño hilo de luz que venia desde la ventana de l a cocina hasta el medio de la habitación, a continuación el hilo de luz se convirtió en una pequeña bola de luz de un unos 10 cm de radio la cual empezó a crecer elípticamente a izquierda y derecha , esto ilumino toda la habitación, luego se escucho el ruido como de un foco incandescente reventando yo creí que era este, pero el foco de la cocina ni siquiera flameo, el miedo fue grande por lo que mi mamá mi hermana y yo salimos escapando del evento (La Paz- Bolivia).

jose dijo...

Mi experiencia fue de hace unos días(9 de marzo), estando en un camping donde trabajo, yo y un grupo de personas debajo de un quincho, otras bajo unas planta al lado de una casilla, a unos 80 metros de nosotros, y más gente dispersa, se avecinaba una tormenta importante, pero hasta el momento solo se escuchaban algunos truenos, el lugar tiene un parque muy grande con una pileta y unos juegos para chicos con unas hamacas, entre el quincho , la pileta y los juegos hay unos 70 metros de distancia, en un momento escuchamos y vimos lo que creíamos un rayo , un ruido similar al de una cañita voladora , una explosión muy fuerte, y un fogonazo como una gran cortocircuito dónde están esas hamacas, todos nos asustamos, cuando empezamos a hablar con las personas, unos decían que cayó un rayo y fuego salió de la tierra(no nos explicaron en qué lugar lo vieron) otros que corrió como un fuego por la reja que cerca la pileta a unos 100 metros, una señoras que estaba sentadas bajo unas plantas que les paso por entre una carpas y exploto en las hamacas, todo fue muy rápido, el camping tiene la luz dividida en tres secciones, en el quincho donde yo estaba bajo la tensión las luces casi se apagaron y luego se normalizo, en las otras dos secciones saltaron las térmicas , cuando fuimos para las hamacas nos encontramos que una de las sogas que sostenían a una de ellas(soga tejida de material plástico) estaba cortada y derretida las puntas y del metro y medio que tenía solo quedaban algunos pequeños trozos diseminados a unos metros del lugar, el palo de donde cuelga la soga como astillado y en el suelo un pozo irregular de unos 15cm por 40cm de profundidad, hasta ese momento todos creímos que era un rayo, pero nos parecía muy extraño que habiendo cerca grandes árboles caiga en ese lugar. Hoy creemos que fue una centella, tengo fotos del lugar y del pozo, que en su momento adentro tenía como un color sulfatado, esto ocurrió a las 18hs aprox, media hora después se desato una gran tormenta.
Si alguien me puede ayudar a aclara lo que paso les dejo mi correo joseguido@gmail.com. Saludos

Anónimo dijo...

Yo lo he visto una vez en mi vida. Con unos 10 años hubo una tormenta muy grande en Malaga,´a principios de 1970, nosotros vivimos justo delante del mar y me acuerdo de haber visto junto a mis padres sobre el mar el fenómeno de ver varias bolas de fuego rodar desde el mar hacia la costa, bolas de un color naranja, tanto mis padres como yo nos quedábamos extrañaos sobre ese fenómeno tan raro. Yo he vivido muchas tormentas antes y después de eso, hasta dos veces nos alcanzó el rayo la casa y nos fundio todo lo que estaba enchufado, pero solo una vez en mi vida vi ese fenómeno, ahora tengo 52 años. Cada vez que lo conté la gente creyó que eran fantasias mias y de mis padres, pero todos sabemos perfectamente lo que vimos. Ahora por fin veo que mas vieron un fenómeno parecido al que vimos nosotros. Si me acuerdo que olia raro y además sonaba como el ruido de una bola de bowling sobre madera cuando rueda justo antes de oir un trueno ensordecedor que hacían vibrar los cristales de la casa y que daba miedo y que conste que yo no tengo miedo a las tormentas

Anónimo dijo...

Para Jose. Que clase de arboles había alrededor de donde cayó el rayo? te lo pregunto porque si son abedules tienen mucho agua en sus raices, estos arboles pueden absorber 5000 litros por dia. Te lo comento porque en Suecia es muy comun que si un rayo alcanza uno de estos arboles baje por el arbol y las raices del arbol y cuando llega al final de la raiz sale una bola de fuego del suelo. la madera no es conductora pero el agua si.....