Metangel

Mis Libros (Metatierra, Pensamientos Universales, Crónicas Existenciales)

METATIERRA














ÍNDICE:

-INTRODUCCIÓN

-METAPENSAMIENTOS

-METAREFLEXIONES

-METAEVOLUCIÓN

-METAEXISTENCIA

-SERES HUMANOS

-SERES DIVINOS

-METADIOSES

-DESDE LAS ESTRELLAS

-DESDE LOS PLANETAS

-SOCIEDAD MORTAL E INMORTAL

-YAIZA Y ULISES

-METALUZ

-METAILUSIÓN

-METAREALIDAD

-METATIERRA

-METATIEMPO

-METASERES

-METAMUNDOS

-PENSAMIENTOS UNIVERSALES

-EPÍLOGO.


INTRODUCCIÓN

Hola amigos, ¿qué puedo decir yo de mi mismo y de mis escritos?, creo que lo mejor es que los leáis y saquéis vuestras propias conclusiones, toda lectura conlleva una carga de sentimientos, una energía transmisible por ese poder inmenso que da nuestro cerebro, no hay mejor momento que cuando dejamos volar nuestra mente y nuestra imaginación, todo ello aderezado con unos escritos que nos llenen de verdad.

Y todos sabemos lo difícil de hallar esos momentos, de encontrar esas situaciones, pero como digo, cuando ello se hace patente y descubrimos una parte de la verdad que vamos buscando, nos hallaremos inmersos en un torbellino de bien estar, donde nos gustaría gritar a los cuatro vientos ese hallazgo para poder demostrar al mundo entero que nuestra búsqueda es tan real como nosotros mismos.

Y pasados los primeros momentos de euforia, cuando en la tranquilidad del discernimiento y retrospección de las ideas y de los pensamientos, será cuando tomemos verdadera identidad de esa parte de la realidad, nos volveremos mas cautos, pues seguramente ya nos hayan hecho pasar algún mal trago que otro nuestros queridos congéneres, nuestros allegados mas directos o nuestros queridos familiares.

Y es que todo tiene un momento en el tiempo, aunque lo habitual en nosotros sea el adelantarnos, pues tenemos demasiada prisa para llegar, ¿llegar?, ¿a dónde?, ¡claro!, todavía no somos conscientes de nuestro largo recorrido en el tiempo relativo y todo hay que hacerlo muy deprisa, no somos conscientes de nuestra evolución como personas, como seres humanos y solo con las experiencias, con los sufrimientos, con las alegrías nos daremos cuenta de por donde van las cosas, nuestras cosas y las de nuestros semejantes.

Os animo a esos descubrimientos, os animo en vuestra individual búsqueda y espero que en el constante caminar, vayáis encontrando esas respuestas que todos necesitamos encontrar, el ser humano es por naturaleza inquieto y buscador, siendo esto así lo normal es que nos encontremos en un continuo despertar del conocimiento, pues será nuestra curiosidad por entender nuestro entorno la que nos lleve a las respuestas que estamos buscando y que por lo general están mas cerca de lo que imaginamos.

Solo hay que escucharnos, nada mas tenemos que sentirnos y así nos daríamos cuenta de lo cerca que estamos de nuestra verdad y por ende tan cerca de la Verdad, pero por regla general estamos “sordos”, no somos capaces de analizar los impulsos que constantemente nos están llegando, quedando anclados en un mundo tan denso que esa opacidad unida a nuestra propia y también densa vibración, hará el que nos encontremos perdidos y abandonados.

Amigos, dejemos la oscuridad, la densa y fría oscuridad para abrir las puertas de nuestro corazón y de nuestra mente, seamos cada vez mas sutiles y entraremos a formar parte de las huestes de la luz, tenemos muchas ayudas, como os he dicho, abramos de una vez por todas la mente consciente para que fluya el conocimiento que inunda el éter, dejémonos impregnar por él para así poder elevar nuestro espíritu, nuestra mente y por supuesto nuestro actual y denso cuerpo físico.

Para ello tenemos unas buenas herramientas, el arado de nuestro respeto, la siembra de nuestra libertad y la cosecha de nuestro amor, espero amigos que éste sea un buen año para todos, pues yo tengo la certeza que éste nuevo milenio será crucial en el desarrollo de todos nosotros como humanidad.

Los irascibles creen estar en posesión de la Verdad.

Los ignorantes creen estar en posesión de la Verdad.

Los soberbios creen estar en posesión de la Verdad.

Los poderosos creen poder manipular la Verdad.

Los científicos creen poder manipular la Verdad.

Los religiosos creen poder manipular la Verdad.

Pero la Verdad no es patrimonio de nadie y nadie puede manipularla, porque Ella es inmutable y libre como el viento. (Anónimo).
--------------------------------------------------------------------------------
PENSAMIENTOS UNIVERSALES





ÍNDICE:

INTRODUCCIÓN

LEYES UNIVERSALES

GNOSIS

TRES VECES GRANDE

EVOLUCIÓN

SANACIÓN POR EVOLUCIÓN

TERAPIAS ALTERNATIVAS

REFLEXIONES METAFÍSICAS

¿POR QUÉ?

OTROS PENSAMIENTOS

EPÍLOGO


INTRODUCCIÓN

Comenzar un nuevo recorrido siempre es apasionante, la vida nos da muchas sorpresas, algunas tan gratificantes como otras... bien, lo mejor será que las menos buenas las dejemos suspendidas en el tiempo y sigamos emprendiendo y realizando ese Camino en el cual vamos a desarrollar nuestro espectro evolutivo, la andadura en este nuestro espacio tiempo relativo a nuestra evolución individual.

Han pasado unos meses desde cerré otro “lapso temporal” con Metatierra, ahora es un nuevo principio sobre esos pensamientos que me siguen rondando por la mente.

Quiero bucear en el interior del llamado Yo Soy, del Yo Profundo, donde se dice que está la conexión con el Yo Superior, con La Fuente, con El Creador, ¡sí ya sé que es muy complejo!, sin embargo mi evolución personal me lleva hacia este Sendero, donde seguramente encontraré muchas gratificaciones en la escala de valores como Ser Humano.

Sé que no hay camino fácil en este nuestro estadio evolutivo, son tantas las respuestas que todavía nos hacen falta, que sin duda y teniendo esas inquietudes, será como podamos llegar a las mejores conclusiones para que nuestro razonamiento individual se mezcle, se impregne y se funda con ese Conocimiento, con esa Octava Superior de Vibración y nos hagamos conscientes de una vez por todas de nuestra andadura cósmica.

Y digo bien, pues ahora esa andadura es terrenal, ¡claro! del planeta Tierra, donde las limitaciones las ponemos todas las personas que vivimos aquí, por supuesto unos más que otros, pero en definitiva somos verdaderos Limitadores Mentales del Conocimiento, pues en el fondo hay mucho miedo a encontrar respuestas.

Y os puedo asegurar que hay muchas personas que no están por la labor de re-conocerse y de re-encontrarse con los verdaderos Pensamientos Universales, con las verdaderas Leyes Universales para la Evolución de la Vida, donde hoy y en este momento cósmico tenemos que ser conscientes que formamos parte del Gran Holograma Universal.

Mi “logos”, mi pensamiento, es que espero y deseo que se vaya desgranando poco a poco este re-encuentro de mi parte de la verdad con esa magnanimidad que intuyo es La Verdad, esa Verdad Universal de la que todos formamos parte, seamos conscientes o no, pues ya sabéis que el Cosmos no tiene prisa, pero nosotros somos los que estamos sufriendo en esa “carrera de fondo” y solo cuando despertemos a nuestra realidad, solo cuando seamos conscientes de nuestra realidad, será cuando formaremos Parte Consciente de esa Realidad y de esa Verdad Universal.

Os animo en la búsqueda y como siempre os espero en el Tiempo.

----------------------------------------------------------------------------------

CRÓNICAS EXISTENCIALES




ÍNDICE:


Introducción
Algo para el recuerdo
¿Quién soy?
¿Es Karma, Dharma o Evolución?
Luz en mis Tinieblas
El Despertar
El Legado Cósmico
Otra vez Juntos
¿Quiénes son Ellos?
Viajes en el Tiempo
Revelaciones
Creacionismo o Evolución
Reflexiones en el Tiempo
Epílogo

Introducción

Dicen que no hay dos sin tres, parece ser que las trilogías están de moda, aunque si este va a ser mi tercer ensayo en literatura, no siendo de la misma saga, pues los anteriores solo tienen algún punto de inflexión en sus relatos, es lógico que alguna conexión tenga que haber en todos ellos, pues las reflexiones, las búsquedas, mis contactos con Ellos siguen siendo el aliño de una salsa que quiero seguir degustando.

En estas Crónicas Existenciales, quiero poner en la luz algunos de los episodios más trascendentales de mi existencia, hechos crudos y reales que ocurrieron en este mi tiempo, que aunque ya ha pasado bastante de él, sigue resonando en mi interior como si hubiera ocurrido ayer mismo.

Espero y deseo que las palabras fluyan y refluyan, espero que la coherencia de unos hechos anclados en el tiempo un tanto oscuro de mi vida, puedan emerger de las profundidades de mi mente y hacerlos comprensibles para poder así compartir con todos vosotros, algo, que como digo, resuena en lo más profundo de mi ser, de mi mente subconsciente y que ahora es el momento de hacer totalmente consciente.

Para ello tengo que hacer un viaje en el tiempo, lástima que no tenga una máquina para ello, sin embargo hay otras maneras de viajar en el tiempo y yo voy a tratar de utilizar esas herramientas con las cuales me está permitido hacerlo con ciertas garantías y sin ningún tipo de riesgo.

Siento que mi vida ha sido un tanto especial, pues las cosas que me han ocurrido no son las habituales, por lo menos en mi entorno y en mis amigos y familiares, como digo, no he presenciado unos hechos que al día de hoy no sé bien como tildarlos, aunque también es cierto que ya he puesto mucha luz en la mayoría de ellos.

No voy a ser presuntuoso y tratar de convencer que soy al único que le pasan cosas extrañas, imagino que habrá cientos de casos más difíciles de asimilar, pero esta es mi historia y cuando le pasa a uno, pues tienes dos caminos, o lo ignoras, o lo analizas y abres una vía de búsqueda para tratar de asimilar lo que a primera vista es incomprensible.

Y es que haber estado en las puertas del otro mundo en más de una ocasión, pues si reflexionas un tanto, da mucho que pensar.

Ya de pequeño, cinco o seis años, cuando vivíamos en Santa Cruz de Pinares, en mi Ávila maravillosa, tuve una bronconeumonía bastante grave, a mi pobre Madre no le daba más que disgustos, pues yo era un trasto de cuidado y si no era por enfermedad era por algún incidente, el caso es que Angelito era todo menos lo del nombre.

También en el pueblo y con siete u ocho años, un verano y en la orilla de uno de los riachuelos, donde las zarzas dan las exquisitas zarzamoras, las comí a medio día, cuando hacía más calor, os podéis imaginar el resultado por la tarde, un cólico de caballo que me tuvo en cama con mucha fiebre y delirando como un poseso.

En aquellos años y hasta que nos trasladamos a vivir a Madrid, yo tenía ocho años, los disgustos a mis padres eran continuos, un día casi me secciono un dedo, otro día le saqué la pólvora a un cohete de ferias y lo puse en una piedra, me senté de frente y pensé, si le atizo al montón de pólvora con una buena piedra… ¿qué pasará?, cogí un buen pedrusco, lo icé con las dos manos por encima de mi cabeza y zas.

Joder que ideas tenía el angelito, casi me quedo ciego y lelo, no me atrevía a ir a casa y estuve deambulando por los alrededores del pueblo hasta por la noche que ya me encontraba mejor, ¡claro que… no sé que fue peor!

Otro día jugando a las “pedreas” en el campo, ¡no a la lotería no!, a tirarnos piedras los unos a los otros, juego totalmente enriquecedor, pues te ayuda a saber las debilidades del contrario o su destreza con los “cantos”.

Volví la cabeza y apenas tuve tiempo de más, aunque la vi venir, fue tan rápido como contundente, se estrelló en toda mi testa, joer que golpe, aunque no me caí al suelo, quedé conmocionado del total, casi se me fue la visión, no oía nada, la cabeza me daba vueltas y ya tuve que sentarme, el que estuvo tan certero llegó y me atendió como un buen amigo que era, no hubo discusiones ni reproches, fue un accidente pues todo era un juego… que podía haberme costado caro.

Recuerdo ya en Madrid otro soberano golpe en la cabeza, estábamos jugando en la calle, unos doce años, había un camión de aquellas épocas, bastante destartalado, nos subíamos y bajábamos de la caja de carga, la parte de atrás tenía una trampilla de hierro y como era muy alta decidimos los amigos que entonces estábamos allí, quitar los amarres y soltarla.

Y otra vez el Angelito por medio, es que me las llevaba todas, ¿en donde?, ¡que preguntas!, en toda la cabeza, sentí como si un martillo gigante me hubiera dado un martillazo para clavarme en el suelo, otra vez aquella sensación ya vivida y otra vez recordada, no oyes nada, un embotamiento te engulle y parece que todo se desvanece y adquiere una sensación de ingravidez y falta de conexión con este mundo.

Con quince años ayudaba a mi padre en su taller de tapicería de muebles, cargábamos el coche y hacíamos el reparto, en aquellos años Madrid era otra cosa, mi padre me enseñó a conducir y yo le ayudaba en las tareas dejándome el vehículo de vez en cuando.

Fue una tarde de invierno y con lluvia, habíamos hecho una entrega y nos habíamos dejado la factura en el taller, “yo me acerco papá”, cogí las llaves del coche y raudo quise llegar al taller, no sé lo que ocurrió pero de repente el vehículo patinó y fui por medio de la calle dando bandazos de un lado a otro, aquello no se paraba, se me hizo eterno, fueron mas de cien metros y no me di contra nadie y suerte que en dirección contraria no pasaba ni un alma, que raro pensé cuando salí del coche y vi donde me encontraba y en dirección opuesta a donde circulaba.

Nadie en la calle, no había nadie y eran las ocho de la noche, ningún vehículo circulando, sin más volví con la factura y por supuesto que no dije nada.

Con dieciocho años y con mi moto me sentía libre, conste que nunca fui un loco irresponsable, conducía y manejaba la máquina muy bien y como digo era bastante cauto, pero dos accidentes me llevaron al suelo, afortunadamente sin un rasguño, cosa difícil pues fueron muy aparatosos, no creyendo los que me atendieron que no me hubiera pasado nada.

Lo de mi desconexión mental le dedico un amplio capítulo, pues es quizá una de las experiencias más extrañas, bueno, no es quizá, es sin duda lo más sobrecogedora de mis raras vivencias en esta mi vida física.

Ya metido en los cincuenta años he tenido otro capítulo difícil y extraño, parece ser que ahora soy “alérgico asmático” y tengo que tener mucho cuidado con los catarros y los enfriamientos, pues tengo los bronquios muy delicados, esto viene de aquella bronconeumonía que anteriormente citaba.

Como digo, era domingo y habíamos quedado con unos buenos amigos en ir a visitarlos fuera de Madrid.

Y como de casi todo escribo, pues en la tranquilidad del día después a estos aconteceres, escribí unas palabras sobre lo sucedido y que a continuación expongo, fue un día especial como todos aquellos en los que fui partícipe de unos hechos que podían haber cambiado la historia de este caminante y eterno buscador...